¿QUÉ COCHINILLO BUSCAS?

La Familia Tabladillo

En el Día de la Familia, este 15 de mayo, nos embarcamos en un viaje a través del tiempo para explorar la historia de Tabladillo, desde sus humildes comienzos hasta la actualidad. Es una oportunidad para compartir con vosotros la esencia de lo que significa ser parte de la Familia Tabladillo, una tradición que se ha transmitido de generación en generación y que sigue viva en cada uno de sus miembros.

Orígenes

Desde la humilde tienda de ultramarinos en Abades, hasta las modernas instalaciones de producción que hoy conocemos, la Familia Tabladillo ha tejido una historia de pasión, dedicación y excelencia culinaria.

Laureano María, el visionario fundador, inició su aventura comercial en 1967, vendiendo ganado y hortalizas entre los restaurantes de Segovia. Su hijo Fernando, con el mismo espíritu emprendedor, se unió a la empresa con tan solo 16 años, y juntos, centraron sus esfuerzos en la venta del cochinillo de Segovia. Un producto que se convertiría en el estandarte de su legado.

Con el tiempo, la empresa familiar, conocida como Cárnicas Tabladillo, se expandió bajo la dirección de Fernando. En 1989, la visión de llevar el cochinillo segoviano más allá de las fronteras locales comenzó a tomar forma, y en 1996, la sociedad “Fernando María SL” se estableció, marcando un hito en la historia de la empresa.

David, el hijo de Fernando, siguiendo los pasos de su padre, se incorporó al negocio en 2003, y junto con sus hermanos Israel y Esther, continuaron la expansión y modernización de la organización.

El compromiso con la calidad y la innovación ha sido siempre la línea a seguir de Tabladillo. En 2016, la creación de los departamentos de I+D y marketing trajo consigo nuevas formas de consumir cochinillo, adaptándose a las tendencias y necesidades del mercado.

La Familia Tabladillo

Hoy, Tabladillo representa mucho más que una marca; es una gran familia, desde los trabajadores más antiguos hasta los más recientes. Son ellos, con su profesionalidad y compromiso, quienes se aseguran de que cada cochinillo que se vende, no solo cumpla con las expectativas, sino que las supere, manteniendo la promesa de un sabor inigualable.

La familia Tabladillo no solo ha escrito páginas en la historia de la gastronomía segoviana, sino que ha impreso su sello en el paladar de cada cliente. Con Laureano como pionero y Fernando como visionario, han logrado que el cochinillo de Tabladillo sea una experiencia que invite a celebrarse con toda la familia.

Generación tras generación, la familia Tabladillo ha ido adaptando su saber hacer a los nuevos tiempos y sobre todo sin perder de vista los valores que Laureano instauró desde el principio. Es esta mezcla de innovación y tradición la que nos permite continuar deleitando paladares en todo el mundo, y la que asegura que la historia de Tabladillo siga viva, creciendo y enriqueciéndose con cada nuevo día.

Así, este legado, que comenzó con un sueño y se forjó con trabajo y pasión, es hoy una realidad que se celebra cada vez que un cochinillo de Tabladillo llega a una mesa, uniendo a las personas en torno a una mesa y la calidez de la familia.

¡Va por vosotros Familia Tabladillo! Gracias, gracias y gracias.

Vídeo completo: La Familia Tabladillo.

Visita nuestra web, para probar nuestro cochinillo y síguenos en nueras redes sociales para estar al tanto de nuestro día a día 🙂

 

Join the conversation

Carrito 0

crujiente y dorado SL Reviews with ekomi.es