Toda buena barbacoa con familiares y amigos tiene sus buenas anécdotas que hacen de la velada más divertida. Porque no solo se trata de comer, que también, sino de juntase con los tuyos, el buen tiempo, el olorcillo de las ascuas…Todo esto en su conjunto, de manera habitual en verano, hace que sea un plan imposible de rechazar.

Como sabemos, hay mil formas de hacer barbacoas, ya que se ha ido también perfeccionando con el paso del tiempo. Pero lo que hace de esta práctica, una elaboración única y diferencial es el tipo de carne, ahumado y material para las ascuas. Es por ello, por lo que, desde Tabladillo, os damos algunos consejos para triunfar este verano en las barbacoas.

¿Cuáles son los pasos para hacer una barbacoa?

Lo primero es tener clara la ubicación, es importante que el humo y el calor no llegue a nuestros comensales. Además de disponer de un espacio y utensilios limpios y seguros. Lo segundo pensar en el menú y en el orden de preparación. Un factor fundamental, ya que habrá productos que tarden más en cocinarse que otros. Y lo tercero, elegir una buena carne y calcular los gr de carne por persona. En nuestra sección online tenemos algunas opciones.

¿Qué se utiliza para la parrilla?

Para cocinar en la barbacoa no sirve cualquier utensilio, lo ideal es que sean de hierro y que valgan para mover bien las brasas. Para colocar y dar la vuelta a los alimentos, podemos contar con utensilios clásicos como unas pinzas, una espátula y un tenedor grande. Recuerda también usar guantes para no quemarte.

¿Cuál es la distancia correcta entre el fuego y la parrilla?

Aunque es cierto que depende de la potencia de calor de las propias brasas y del tamaño de los productos a cocinar. Para que el cocinado en barbacoa salga bien, la parrilla tiene que estar separada de las brasas unos 15 centímetros aproximadamente. Este factor es clave para que los alimentos se vayan cocinando poco a poco para que tengan ese maravilloso sabor a carbón ahumado. El sabor de la carne dependerá también de si hemos usado carbón o madera.

¿Cuándo empezar a cocinar la barbacoa?

La parrilla tiene que estar muy caliente para que podamos empezar a cocinar los alimentos. También depende del tipo de barbacoa si es de leña, carbón o gas, y del tipo y tamaño de los productos que cocinemos, ya sean carnes o verduras. Podemos utilizar ese tiempo para ir preparando la mesa para que una vez la carne este lista, sea sólo servir y comer. Un elemento que hay que tener en cuenta, es el color de las ascuas, ya que por si visualización nos dará pistas de cuando este listo para calentar adecuadamente. El color de las ascuas debe ser gris y ardiente.

¿Qué va primero en la parrilla?

Son muchos las tipos de carnes que podemos colocar en la barbacoa, nuestras hamburguesas son un clásico ya que gusta a cualquier tipo de público y son rápidas de elaborar. Comenzaremos siempre por aquellos productos que más tardan en elaborarse. Mientras tanto, en las zonas más alejadas de las brasas podemos ir poniendo las próximas piezas que vamos a cocinar. Es importante no tocar la carne ni dar vueltas continuamente. Lo ideal es que se vayan haciendo tranquilamente, que les demos la vuelta solamente cuando ya estén en su punto.

 

Conclusión y recomendaciones

Es importante saber donde y como vamos a preparar los alimentos, así como los elementos a utilizar para tenerlo todo a mano. Preparar la barbacoa lleva su tiempo dependiendo del material para elaborarla, por lo que es importante tener paciencia. Podemos aprovechar ese tiempo para elaborar guarniciones. Desde Tabladillo, recomendamos dejar reposar los alimentos antes y después del cocinado. Además, de añadir sal al gusto una vez estén cocinados los alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *