La alimentación eficaz de los cochinillos es una de las prácticas más importantes. De ella depende tanto la salud del propio animal como el rendimiento productivo de la empresa. Además, los grandes avances en la mejora genética han permitido la producción de alimentos de mejor calidad y seguridad alimentaria.

¿De dónde viene la tradición de comer cochinillo?

El cochinillo asado forma parte de la tradición de la cocina castellana desde la invasión del Imperio Romano. Ganó popularidad en el siglo XVII al ofrecerse a los viajeros que se dirigían a la corte. Ya a mediados del siglo XX diversos restaurantes de Segovia ofrecían el exquisito manjar. En tiempos de bonanza, se consideró al cochinillo un producto de lujo, ya que, mientras del cerdo grande se obtiene muchos kilos de carne de diversos tipos, el cochinillo era antojo de reyes.

El cochinillo es un cerdo joven alimentado a base de leche materna. Estos tienen un peso óptimo para su consumo de entre 3 y 6 kilos.

¿Qué comen las cerdas madres?

La alimentación de las madres es esencial. Esta basada en una alimentación 100% natural y única. Gracias al desarrollo, por nuestro equipo veterinario, de un pienso personalizado elaborado a base de materias primas nobles.

¿Cómo es la genética en cochinillos?

La genética es una mezcla equilibrada que combina las razas Landrace, Duroc y Large White. Las cuales confieren a nuestros cochinillos de una carne tierna y una piel crujiente. Con un punto justo de grasa obtenido durante el periodo de lactancia.

 

Conclusión

En Tabladillo contamos con cochinillos de menos de 7 kg, alimentados únicamente de leche materna. Gracias a una perfecta mezcla genética, así como a una alimentación natural de las madres, hemos conseguido una calidad única y diferenciadora para nuestros cochinillos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *